Over The Top Rope 2011 - 2016. Con tecnología de Blogger.
Página especializada en Wrestling, con artículos, análisis y comentarios de fans para fans. Incluye un Podcast exclusivo con lo más relevante de lo acontecido durante la semana.

Vistas

Páginas

Cat-1

Cat-2

Cat-3

Cat-4

» » Columna De Opinión: Wrestlemania XXX Es El Más Importante De La Historia



Partiré por lo obvio: esto es una columna de opinión, por lo mismo solo me preocuparé de representar MI OPINIÓN, no la del blog y lo más seguro no la tuya. Si crees otra cosa, pues para eso están los comentarios, así que ahí espero que te manifiestes.

Wrestlemania 30 tuvo varios hitos que creo que son dignos de destacar, eso más sus repercusiones, sus cambios y su emotividad lo hacen el WM más importante de todos los tiempos. En la siguiente columna daré mis razones de porque afirmo esto, así que comencemos.


Antes de dar mis puntos aclararé que usaré una modalidad de subtítulos, así hacer más fácil la lectura de mis argumentos, muchos ahondarán en temas parecidos, pero con distintos matices. También destaco mi tesis: El Wrestlemania más IMPORTANTE, por lo mismo mis argumentos irán casi todos para afirman esa idea, sobre el mejor Wrestlemania creo que eso lo define cada persona.



Expectación y Extras


Desde Royal Rumble la expectativa por Wrestlemania 30 se llenó de morbo. Batista, que no solo llegaba sin carisma, sino que también sin cardio, iba directo al main event de la "vitrina de los inmortales" al sacar por la tercera cuerda a Roman Reigns. La Batalla Real no contó con D-Bry quien fue pedido por el público a viva voz durante todo el evento central.


Los Raws posteriores tampoco dieron buenos augurios, Bryan se alejaba del main event (y del título) en una historia secundaria con Kane, éste vinculado a la "Autoridad". Dicho feudo había sido destinado para CM Punk, pero el disciplinado dejó la empresa post Royal Rumble.

Elimination Chamber fue el comienzo de las buenas noticias: John Cena se desvincula del campeonato mundial (lo que siempre se agradece) para enfrentarse a Bryan Wyatt, mientras que Daniel Bryan se enfeuda de frentón con la Autoridad, pero se abre la posibilidad de una triple amenaza en Wrestlemania.



Con el tiempo se fueron confirmando algunos supuestos: Daniel Bryan se enfrentaría a HHH, y el ganador se iba al Main Event para luchar contra Orton y Batista por el título máximo de WWE, es decir puro WIN. Sólo con esta posibilidad las teorías comenzaron a surgir, de pronto la lucha por el título entre el Animal sin carisma y The Viper sin veneno se convirtió en una interesante triple amenaza donde se hablaba desde un Bryan lesionado al final de su primer match, hasta Hulk Hogan interviniendo (éste porque era el Host especial del evento).

Por otra parte y bastante triste. Undetaker, símbolo de WM, enfrentaba uno de los feudos más malos de su carrera contra un deslucido Brock Lesnar y un siempre genial Paul Heyman, quien a pesar que intentó de animar esta rivalidad obligatoria camino a Wrestlemania nunca se logró prender una mala onda entre estos dos. La expectativa era baja y el ganador era claro, o por lo menos eso creíamos.

Aparte de todo lo antes dicho y muy vinculado a la importancia de este evento, se formó, para mí, la mejor clase del Hall of Fame de la WWE. Lita no es solo es preciosa sino que es una referente de comienzos del 2000 de aquellas divas que sostuvieron la división, además es una de las mejores vallets que ha existido, siempre que acompañó a alguien fue útil y llamó la atención. Jake Roberts, alías "The Snake" es uno de los grandes de la era de Hogan, en su tiempo mostró un estilo único y fue pilar fundamental para aquellos luchadores queridos por el público con una actitud ruda.

Mr. T, es para mí, uno de lo más importantes de la "ala de celebridades" del Hall of Fame, gracias a él Wrestlemania y este sueño de lucha libre y espectáculo de Vince llegó al mainstream gringo, parte importante de las primeras ediciones del evento y gran aliado de la popularidad de Hogan. Scott Hall, conocido en WWF como Razon Ramon es otro Heel-Twenner importante en la empresa, su actitud lo hacía único, sin mencionar que tiene una de las luchas más notables con Shawn Michaels, un grande entre grandes a pesar de su cabronismo.


Al final y no menos importante (sino todo lo contrario), The Ultimate Warrior, quien es de esos íconos importantes de la era dorada que hasta el momento no habían llegado a buen puerto con WWE, el Warrior tuvo una relación de amor-odio con Vince y hasta se hizo un documental donde se le desprestigiaba. Su regreso estuvo marcado de la reivindicación de ambas partes y se presagiaba cosas grandes para el de la cara pintada, por lo menos se pudo limpiar su imagen antes de partir.

Punto aparte es Carlos Colón, para mí el único weón que sobraba acá. Colón no solo es penca del verbo penca, sino que también es un luchador del montón que llegó "lejos" porque hizo su propia empresa donde fue campeón tantas veces como el Iron Sheik lanza groserías. Además de esto el muy pedazo de basura encubrió el asesinato de Bruiser Brody y en su discurso de inducción le dio gracias a Abdullah The Butcher, es decir un saco de mierda con todas sus letras.

Exceptuando a este último mequetrefe, tanto el Hall of Fame y los precedentes para este Wrestlemania daban a entender que tal vez íbamos a ver una noche histórica. Spoiler Alert: y lo fue.



Calidad de Lucha


Cualquier evento que se respete en su totalidad debe de tener un nivel mínimo de calidad en el ring. Este Wrestlemania destacó en gran parte por ello. Tal vez no hubo ninguna joya técnica como los enfrentamientos de Kurt Angle vs. Benoit de Wrestlemania X-Seven o la clásica locura descontrolada de la TLC de los Hardys, Duddleys y los en ese tiempo Edge y Christian, tampoco hubo una dinámica Money In The Bank como en otras ediciones del evento más grande del entretenimiento deportivo. A cambio de eso tuvimos luchas de pura emoción a ras de lona como lo fue el opener de la velada (Daniel Bryan vs. Triple H), también una lucha rápida y explosiva como el Squash protagonizado por The Shield.


A nivel de calidad de lucha siento que solo destiñó la del Taker porque hasta las divas se lucieron (con un público muerto, lo cual siempre es un reto). Cena se fue por otro lado, tal vez con Wyatt no podían dar una lucha hermosa en lo técnico, pero sí en storyline donde el devorador de planetas siempre estuvo en su personaje, nunca se pudo apartar la atención de él, mientras que Cena se veía más rudo que de costumbre, con movimientos más adecuados a su anatomía, es decir movidas más de poder y menos vistosas.



Las Battle Royal siempre son mediocres (excepto las Royal Rumble que tienen un formato más entretenido), pero la que protagonizó casi todo el roster en Wrestlemania 30 fue de las mejores que he visto. La idea fue clara, eliminar a todos los que a nadie le interesa y dejar a los favoritos para que destaquen en el ring. La emoción se llegó a tope al ver que Cesaro limpiaba la casa quien no solo posee un carisma desbordante hoy por hoy, sino que este apoyo se lo ha ganado a base de su talento como luchador, por lo mismo fue hermoso ver como sodomizaba a diestra y siniestra a todo aquel que se le puso en frente. Para finalizar echó al Big Show de una manera sólida, un grande entre los grandes.

Ahora si hablamos de calidad técnica, el final de este evento no contó mucho con ella. La razón, el match se enfocó en ser frenético y emocionante. Con spots vistosos e interrupciones, finishers y una ensalada de cosas que te tenían pendiente a la pantalla. Es difícil que un luchador use todo su moveset en una lucha y en la misma noche lo vuelva a usar y genere la mismas reacciones que la primera vez, Daniel Bryan demostró que él es una excepción a la regla. Esta lucha fue tan buena que hasta Orton y Batista tuvieron reacciones, cuando en los Raw's anteriores el silencio acompañaba sus segmentos. El juego de nearfalls y momentos épicos son la forma de definir esta lucha, simplemente una de las mejores luchas que he visto en wrestlemania ever. Sí, no fue técnicamente impecable, pero la calidad de las luchas es más que eso, a veces un movimiento vistoso y explosivo es más que una perfecta ejecución. Un gran ejemplo es el movimiento en conjunto de Batista con Orton, a pesar que no salió tal como se planeaba el momento fue brutal y el spot será recordado para siempre lo más seguro.

Wrestlemania 30 cumplió a nivel de luchas, no solo fueron buenas, sino que generaron momentos. Por primera vez en AÑOS que siento que hubo "momentos Wrestlemania", algo que en un pasado se intentó de forzar muchas veces, este año nacieron solos.



Espectáculo e Historias


La vitrina de los inmortales no es un evento más, es EL EVENTO. Para muchos es el único PPV que ven en todo el año, el supertazón de la lucha libre, el mundial de la WWE. Por lo mismo siempre he sido fijado en la puesta en escena de este programa. Este año en primer momento lo sentí muy simple y me dio algo de lata, ya que esperaba otro escenario lleno de detalles y esas porquerías, como fueron los años anteriores. Pero al ver encenderse todo, simplemente quedé boquiabierto, no solo se veía imponente, sino que a la vez minimalista.




La entrada de HHH fue a otro nivel, como siempre el juego deslumbró y dejó en claro porque actualmente es uno de los weones con más poder en el entretenimiento deportivo. El Taker también mostró sus quilates e hizo una entrada simbólica y llena de genialidad, tal vez avisando lo que podía pasar luego. Pero para mí todos los aplausos se los tiene que llevar Bray "Fucking" Wyatt, realizó una upgrade de su ya buena entrada clásica, pero la música en vivo, la presentación de la banda con un baile voodo y Wyatt con nueva indumentaria fue algo genial, el apagado y encendido de las luces, todo fue hermoso.

Además de esto se noto gran producción en cada detalle, se buscó hacer spots interesantes en varias luchas, y luchas que estuvieran al nivel del evento (la única que no estaba al nivel fue un Squash que se agradece). Además no se perdió tiempo con esas basuras americanas de cantos putazos y como la WWE ayuda a que el mundo sea mejor, todo fue wrestling y diversión, nada más.

Sólo pensemos que se comenzó con una promo de Hulk Hogan, ya eso es partir con algo grande, el hombre que fue la piedra angular del concepto: Wrestlemania. Para remate de pronto escuchamos un vidrio romperse, uno de los sonidos más placenteros del mundo del Wrestling, Stone Cold apareció levantando dedo medio y todo, dio una promo de aquellas, con palabras subidas de tono y mucho sentido del humor. Para remate aparece la Roca y da la promo que siempre quisimos escuchar en su feudo con Cena, llena de sus frases clásicas, humor sarcástico y empatía con el publico. Wrestlemania partió con el pie derecho dejando en claro que era una noche distinta.



Dicho esto al fin llegamos al punto de todo esto (tremenda intro... okay no). WWE se la jugó en distintos puntos esa noche. Primero que todo se benefició a la nueva sangre de la empresa, ¿y cómo?, pues enfrentándolo a luchadores importantes y consolidados. Bray Wyatt se enfrentó de tú a tú con Cena en el terreno donde el ex-marine más destaca (en teoría), las promos. La historia se basó totalmente en ambos promeando y a larga Wyatt le pasó por encima, atrás quedó ese personaje desteñido de NXT que no se entendía para donde iba. El devorador de mundos fue directo a la mente de Cena y atacó todo su mundo personal, se dijo varias verdades en lo que fue el feudo y para remate en la lucha se continuó con la historia, simplemente genial. A pesar de la derrota de Wyatt se siente un cambio en Cena y si no ocurre nada (lo más seguro sea así, Cena seguirá siendo más bueno que el pan Bimbo) de todas formas Bray ha destacado y generado mucho, se nota que es una de las estrellas del futuro.

Otros de los que destacaron en la noche fue The Shield quienes vencieron a New Age Outlaws de una manera apabullante y sin dejar ninguna duda, el publico se entregó a los justicieros y Wrestlemania fue un bonito lugar para mostrar que hay escudo para rato, lo cual por ahora es bueno para los negocios. Cesaro fue uno de los grandes ganadores de la jornada, sacó por la tercera cuerda al Big Show y se demostró como que este será su año de consolidación en el upper mid carter y tal vez en el main event. Todas estas fueron apuestas que demuestran que WWE buscaba un cambio generacional, el mismo que prometen desde el 2007 pero que siempre vuelve a recaer en las mismas caras. Este es el primer paso para llamar importante este evento, se entregó la antorcha y todos fuimos testigos.

Punto aparte se merece Daniel Bryan, el hombre que fue humillado dos Wrestlemania seguidos volvió por venganza e hizo esa su noche. Bryan partió con todo, derrotó a HHH en una lucha de antología, con esto no sólo se ganó un pase titular, sino que también venció a uno de los iconos de 3 eras distintas (Attitude, Agression y PG). Al final de la velada venció a otros dos iconos de eras pasadas Batista y Orton. La reacción que generó el dueño de la barba fue única, ni Eddie con Benoit generaron un  momento tan potente como Bryan alzándose como campeón con un estadio que levantaba sus brazos en señal de YES.



Por último y obviamente más importante, el Undertaker dejó 21 años de historia y perdió su racha ante Brock Lesnar. La lucha fue un bodrio, pero el impacto de esa tercera palmada en la lona fue impresionante. Sólo pensemos, uno de los públicos más activos y ruidosos en Wrestlemania se quedó completamente callado viendo como Heyman le decía a su cliente que era el ganador. Las reacciones ahora son memes clásicos del wrestling, pero el momento fue sobrecogedor, por minutos no lo creímos y luego de horas lo entendimos. Habíamos presenciado uno de esos momentos que marcan antología en el mundo de la lucha libre.

Y es ahí donde quiero destacar todo. Hemos visto grandes momentos del wrestling, pero siempre en otros PPV's, en Raw's aislados, en segmentos en backstage, etc, etc, etc. Pero sólo esa noche vimos tantos cambios, tanto impacto y tanto momento. Wrestlemania XXX lo más seguro es que será para muchos el día que el Taker perdió su racha, pero también fue el día que Daniel Bryan marcó su camino como cara de la compañía, fue la jornada en donde Cesaro dijo que iba a llegar a un nuevo nivel en WWE, mientras The Shield y The Wyatt Family demostraron que están hechos para ser el futuro de la empresa más grande de lucha libre del mundo.

En Wrestlemania XX vimos uno de los momentos más emotivos de la historia, pero es sólo un momento. WM XXX en cambio tiene tantas cosas que para mí lo hacen el más importante de todos. Lo que ocurrió con el Taker está al nivel del Montreal Screwjob, pero eso contextualicemos, eso no estaba bookeado y fue en un Suvivor Series, sin mencionar que eso ocurrió hace ya 17 años!

Esta noche histórica no se repetirá en un buen tiempo, Wrestlemania XXX es el más importante porque fue todo un cambio y no solo un cambio que se dejó en el aire, sino que hoy por hoy WWE lo está concretando, lo está haciendo algo concreto y real. Sé que puede haber un Wrestlemania con momentos más locos y divertidos que éste, pero aún así dudo que exista uno más importante que éste que presenciamos en el 2014.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

About the Author PipoOcio

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

2 comentarios

Columna De Opinión: Wrestlemania XXX Es El Más Importante De La Historia
  1. Muy buen articulo, casi tan bueno como el anterior sobre "los rumores que rodean el 21-1" (modo sarcasmo off), lo diferente de este WM a otros, es que llegaba un personaje muy, pero que muy potente como Bryan, y se le dio al publico lo que queria ver, a la vez que se aprovecho para terminar con la racha, si hubiese sido en otro WM no hubiese tenido el mismo efecto, y ademas se privilegio las peleas, fueron menos que en otros eventos pero de mas calidad (no hubieron ni Snookis ni Maria Menounos ni Akebonos ni nada parecido), aunque en la Battle Royal todos aplaudimos a Cesaro, uno que hizo un gran trabajo y fue poco apreciado fue Alberto del Rio, elimino entre 8 y 10 si recuerdo bien, recordando la intro del WM XX donde aparecen Vince y Shane y dicen la fase "Where all begins again", esperaba algo parecido esta vez, el opener de Hogan, Rock y Austin es algo absolutamente notable, no se extraño una pelea en ese momento, y por ultimo, lo que le falto y lo voy a repetir hasta cansarme, es haber dejado fuera de cualquier historia a Vince, era la version XXX, aunque sea para presentar a Hogan al principio.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que este evento fue buenísimo, porque también refleja lo vanguardista que es WWE como empresa.

    Es cosa de recordar que durante los últimos años el mundo ha girado en torno a los movimientos sociales. La primavera árabe, las protestas en españa y europa, y el movimiento estudiantil en Chile, son ejemplo de ello. Y WWE no ha sido ajeno a ello. Todo comenzó con CM Punk, pero el que realmente ha capitalizado esto ha sido Daniel Bryan.

    Ahora, centrándome en el evento en sí, es totalmente trascendental. No sólo nos dejó buenos momentos, sino también nos mostró un verdadero traspaso generacional, que no se veía desde Wrestlemania 14.


    Este Wrestlemania 30, en su totalidad, es un evento redondo. No tiene puntos bajos, y también condensa los 30 años en que se ha celebrado este evento. Tiene un opener similar a Mania 10 y un Main Evento similar a Mania 20. Tiene guiños a Wrestlemanias pasados, y el único segmento idiota terminó con una ovación a Ted Dibiase, como el buen heel que ha sido siempre. Pudimos ver a Big Show vestido como Andre The Giant y Cesaro haciendo un body slam a lo Hogan en Mania 3.

    Tenemos a Hogan botcheando frases y a Stone Cold demostrando porqué sigue siendo la estrella más importante de la historia de este negocio, en Estados Unidos al menos.

    Lo único que encuentro injusto es que durante años Taker no se retirara con una pelea de 5 estrellas. Pero bueno, fue el destino el que quizo que se lesionara en pleno combate.

    ResponderEliminar

Cat-5

Cat-6